Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
6 mayo 2009 3 06 /05 /mayo /2009 13:27

Verano, sol, playa, arena, cumpleaños, juventud…
Muchas madres solteras, otras concibieron dentro de un matrimonio, pero pocas escogieron tener un hijo solas, muy lógico, tener un hijo es una tarea difícil y de mucha responsabilidad, incluso compartida, entonces… ¿Porqué asumirlo sola?
Lo que pasó corría con el tiempo, muchas a mi edad aun no habían encontrado la pareja ideal para sentar cabeza y formar una familia.
Sospeché que pudiera estar embarazada y me pregunté qué opciones había, el padre estaba preocupado, ya tenía un hijo antes que llegara yo y no quería otro, el embarazo no estaba en nuestros planes.
Pero la posibilidad de estarlo era poco más que una ilusión, hacía sentirme entre dos fuegos, si me hacía la prueba y daba negativo me desilusionaría y si daba positivo me aterraría.
Cuanto antes mejor –me dije… Positivo!, con mi hermana vimos los resultados y dimos brincos de alegría, ya no hubo miedo, ni terror, sólo la sensación de triunfo absoluto.
Era el momento de decirle a mi familia, mis amigos íntimos y obviamente al padre “la persona más interesada”.
Sentía vagamente que sólo sería cuestión de resolverlo entre nosotros, saber sí él quería envolverse y hasta qué punto, pero aquel día, me sentí la mujer más desprotegida de esta tierra cuando él le negó la vida y su llegada a nuestras vidas. Qué gran don y sentido de protección se engendraba en mis entrañas al mismo tiempo que mi bebe, -dije un NO! Rotundo, sin posibilidad siquiera de negociar, la enormidad de comprender que íbamos a traer un niño al mundo había barrido nuestras vidas y de su mente todo lo que fuera esencial para este acontecimiento.
Yo sólo podía pensar en el bebe, los planes que tendría que hacer, el dinero que necesitaría, los cambios en la rutina de mi vida y de mi trabajo. Todo lo demás palidecía, me sentía envuelta en una nube de felicidad.
Me decían que el embarazo me cambiaría mucho, mi forma de pensar y sentir, mi carácter, me volvería más frágil, sensible y hasta más engreída.
Esto no era tan simple, cuando una persona quiere tener un hijo y la otra no,  pocas veces existe la capacidad de compromiso y la posibilidad de un  acuerdo.
Yo sentía que lo estaba arrastrando a algo sin su consentimiento y no quería que fuera así. Me parecía mejor decir “Es mi opción, yo asumiré la responsabilidad”, gran ERROR!, negocié con él su presencia, a cambio que mi familia no sepa que lo asumiría sola…

Mi madre y mis hermanos estaban encantados. Qué diferencia! Lo importante que era para ellos mi bebe, aunque para el resto de la familia era una gran diferencia entre ser madre soltera y ser madre dentro de un matrimonio, venía de una familia muy tradicional.
No faltó quién al enterarse, hicieron su pregunta de rigor, -¿estarías dispuesta abortar?, ¿arruinar tu juventud?, estudios, trabajo, el cuerpo, la figura, etc., nada era más importante para mí, que la vida de esa criatura que era mi bendición y mi ángel.
4 meses con amenaza de aborto, a causa de una placenta previa, en una ola de inquietud, no quería perderlo, me sentía cansada, con sueño y lo peor que me puse tan caprichosa como una niña pequeña, engreída y a la defensiva, cualquier nimiedad me hacía llorar, hubiera querido escenificar una pataleta, cada vez que algo me salía mal y con muchos antojos a diario de tequeños jajaja… el papá cumplía con su presencia, unos cuantos días por semana, y ya sola me quedaba absorta en una gran melancolía.

El embarazo no era tan sólo un periodo de espera, independientemente de estarlo era feliz por ello, pero fue una suerte de sentimientos encontrados, no hubo día que no llore mi soledad, el temor de terminar asumiendo y teniendo sola un bebe, me llegó a lastimar mucho.
Tuve que renunciar a muchas cosas y también al sueño de un matrimonio y tener mi propia familia, mi realidad era otra, la situación en que venía mi bebe pocas veces fueron ideales…
8 meses y medio sin saber el sexo… aquél Lunes tuve un varoncito, lo amo tanto que puedo ser la más tierna mamá, pero la más salvaje fiera para protegerlo. Hoy es el principal pilar donde apoyo mi vida, si bien es cierto que al nacer su padre se vino con nosotros para luego irse, ya no me afecta, hago honor a cada lágrima y atribuyo a ellas la madre que soy ahora.

Van 9 años que escucho de los labios de mi hijo aquella frase “Mamá todo lo puede”, esa es mi fortaleza para hoy poder decir… Valió la pena!!!

Compartir este post

Repost 0
Published by Alborada - en Diario
Comenta este artículo

Comentarios

Erectra 11/25/2011 18:44

Que bien te debiste de sentir al oir eso, yo perdi mi hijo con solo 3 añitos, dios le guarde

Alborada 11/25/2011 21:34



Hola, pues sí, no sólo me siento bien, sino orgullosa y feliz, lamento sobremanera que haya perdido a tu niño, confieso que no podría concebir la vida sin mi hijo, aunque también sé que Dios debe
darnos resignación, ahora tienes una ángel en el cielo que te acompaña siempre.


Gracias por leerme...Besos



Presentación

  • : PALABRAS DEL SILENCIO
  • PALABRAS DEL SILENCIO
  • : Pase por tantas cosas como la de un amor que parecía dibujar promesas en la arena, de aquellas; que se borran con el pasar del tiempo ó con el venir del mar… Por ello mi amor, hoy por hoy, lo declaro en persona y lo escribo día a día en mi corazón esperando compartir con esa persona un gran amor… En mi orilla se dibujan emociones, no es que muera de amor, simplemente muero por sentirme amada…
  • Contacto

Perfil

  • Alborada
  • Por convicción, ver crecer a mi hijo convertido en un gran hombre y ser humano. Por principio, lealtad. Por pasión, pintar. Por circunstancias, escritos Amateur. Por persuasión, casarme con un vestido rojo. Por bandera, ver amanecer.
  • Por convicción, ver crecer a mi hijo convertido en un gran hombre y ser humano. Por principio, lealtad. Por pasión, pintar. Por circunstancias, escritos Amateur. Por persuasión, casarme con un vestido rojo. Por bandera, ver amanecer.