Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
9 agosto 2009 7 09 /08 /agosto /2009 23:04


Muchas veces me he preguntado ¿Qué me atrajo de un hombre que no era bueno?

No esperaba equivocarme!

Cuando sabía que él hacía algo que no estaba bien lo ignoraba y lo dejaba pasar por alto, pero cuando se portaba bien me sorprendía y nuevamente se ganaba mi amor.

Conocí la respuesta… yo olvidaba el verdadero argumento interior de mi alma “él no era para mí”…

Sencillo, él no estaba enamorado de mí, cómo yo quería creer, hoy puedo comprender ese sentimiento más insignificante y pequeño que puede haber y cómo puede doler en partes que no sabía que existían en mi interior, pero en ese momento no importaba si cambiaba de peinado, del color de cabello, de amigos, de reuniones o de cualquier cosa nueva que intente, porque siempre al acostarme, recordaba cada detalle, pensando en qué hice mal, qué pudo mal interpretar y cómo demonios por un momento pude pensar que era feliz, acaso se podía ser feliz a costa de tanto dolor, sufrimiento, desilusión, deslealtad, desamor, por parte de quién en su momento significó algo en mi vida…
Gracias a Dios, que para las heridas del desamor hay vendas de amor para curarlas.

El amor es el sentimiento más hermoso pero si no lo sabes vivir puede llegar a ser una herida muy profunda en el corazón.

Claro que he llegado a ser feliz sin él, no me creo el centro del universo, pero a mis 31 años he conocido más de un hombre dispuesto a hacerme feliz, lo cual no quiere decir que todos o alguno de ellos sean la persona correcta, hoy estoy mucho mejor, sí, pero mi corazón es de quién se lo merece no del primero que llega.

 

Confieso que a veces mi mente me traiciona y vuelvo a caminar por el pasillo del temor, a pesar de ello siempre también estoy decidida a levantarme, pues no será la única mala experiencia en mi vida y trato de estar preparada para lo que venga, como dicen! Con el alma de hierro y el corazón dispuesto a volver amar.

Después de todo eso, lo que él haya decido ya no me importa, conocí personas que me hicieron sentir lo valiosa que soy.

Hoy comparte mis días una maravillosa persona, a quién puedo admirar y respetar, alguien que no me limita a usar mis alas y volar, alguien a quién mi libertad no le asusta.

Dios envió un ángel a recoger mis pedazos esparcidos por el camino y esos pequeños trozos de mi alma comenzaron a volver, el tiempo perdido, años de mi vida desperdiciados finalmente poco a poco se van desvaneciendo…

 

 “Sin él soy mejor persona, hoy lo mejor que puedo ser… lo soy en ti y lo soy de verdad”.

Compartir este post

Repost 0
Published by Alborada - en Diario
Comenta este artículo

Comentarios

Monica Bellucci | calcolo gravidanza 01/11/2012 19:28

fuerza y adelante

simon 08/11/2009 11:10

como nos enseña la vida,y vamos aprendiendo y aprendiendo
yo tengo 57 años y todavia aprendo mas y mas,seria mejor si escucharamos a los mas viejos,pero generalmente no lo hacemos.eso es algo que debemos aprender

Alborada 09/05/2009 20:20


Así es Simon, además nunca es tarde para aprender, creo que hay una etapa en nuestra vida donde nos revelamos y no escuchamos a los más viejos...
En mi caso la verdad es que aprendí de un hombre mayor y con mucha experiencia en la vida, se fue a sus 91 años, y 29 de ellos me los regaló, fue mi abuelo...


Presentación

  • : PALABRAS DEL SILENCIO
  • PALABRAS DEL SILENCIO
  • : Pase por tantas cosas como la de un amor que parecía dibujar promesas en la arena, de aquellas; que se borran con el pasar del tiempo ó con el venir del mar… Por ello mi amor, hoy por hoy, lo declaro en persona y lo escribo día a día en mi corazón esperando compartir con esa persona un gran amor… En mi orilla se dibujan emociones, no es que muera de amor, simplemente muero por sentirme amada…
  • Contacto

Perfil

  • Alborada
  • Por convicción, ver crecer a mi hijo convertido en un gran hombre y ser humano. Por principio, lealtad. Por pasión, pintar. Por circunstancias, escritos Amateur. Por persuasión, casarme con un vestido rojo. Por bandera, ver amanecer.
  • Por convicción, ver crecer a mi hijo convertido en un gran hombre y ser humano. Por principio, lealtad. Por pasión, pintar. Por circunstancias, escritos Amateur. Por persuasión, casarme con un vestido rojo. Por bandera, ver amanecer.