Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
19 febrero 2011 6 19 /02 /febrero /2011 09:58

ellafuecarmen.jpg

Siempre dispuesta cada vez que él así lo deseabas, a dar todo si él se lo pedía, capaz de arriesgar su corazón por un beso, soñando obtener así su alma.

Y yo decía! Es demasiado amor para recibir tan poco, pues veía su mañana en un completo desamparo e incierto.

Dicen que la costumbre es más fuerte que el propio amor, y ella estaba acostumbrada a esperar, tanto así que la idea de decir adiós, arrasaba con su ser.

Yo me pregunto, Tenemos que esperar tanto para convencernos si nos aman?

 

Carmen, siempre esperaba una comunicación, iniciativa o interés de su parte, y cuando eso no de daba se quebraba como cristal, pero tan pronto él daba una señal, ella se fundía nuevamente, sin notar si quiera que eso era un destello más de tantos que conocía.

 

Él en su mejor momento y ella en sus días de silencio esperando, dedicando sus horas a inventar una y mil maneras de llegar a él, qué más podía dar, si ya estaba apostada su dedicación, su amor, siempre dispuesta a que él sea feliz, pero él era feliz sin ella.

Y yo me repetía, vivir así no es vivir, por que el amor es vivirlo, por que esperar es sobrevivirlo y ella debía seguir viviendo.

 

Dudosa e insegura, yo tenía claro que si se alejaba no sería porque ya no le importaba, claro que le interesaba él y mucho, pero no dejaba de preguntarse qué sería si lo hiciera.

¿Realmente le importaría a él buscarla? ¿Le daría lo mismo? ¿Se conformaría? ¿Intentaría hacerlo? ó ¿Pensarías que ya no quería verlo y lo dejaría así?

 

No sé, pero no era hora de cuestionarse más, era su culpa, siempre lo buscó, sin permitirse sentir más, quizás más que él y de lo que debía.

Es inevitable no quererlo y aunque él era su debilidad su hija era su fortaleza.

 

Carmen, sólo quería amar, querer bien, compartir algo más que su cama, regalar un sueño por las noches y ofrecer algo más que un amanecer por las mañanas.

Sólo necesitaba sentirse mujer, recuperar su belleza, la autenticidad de su buen carácter, la sonrisa y las ganas… Sí! Y porqué no! La pasión.

 

No necesita amarrarse a él, no necesita un hombre en su celular sino en su vida, no necesita ganarse la caridad por su pena.

No hay rencores Carmen, a veces se gana, a veces se pierde, y yo creo que has ganado, convencida cuando hoy te veo revoltosa, cuando ríes y los problemas de siempre que te agobiaban resbalan en ti como mantequilla en el pan.

Permítete conservar tus mejores recuerdos y forjar tu vida nuevamente, en base a amor, respeto, consideración, pasión.

 

Puedo confesar que ella ha tardado en descubrirlo pero, precisamente de eso se trata justamente eso es mejor, sin darse cuenta hace unos días, descubrió con satisfacción, la rica experiencia de sentir que es estar realmente enamorada y mejor aún ser correspondida.

La vemos feliz y su alegría es nuestra, es de los que la queremos, ya era mucho entristecernos por su desdicha.

Ahora hay alguien que goza más que nosotros con verla disfrutar, con él sólo propósito de sentirse satisfecho por verla llenarse de él y él de ella.

Segura que es la mejor experiencia de este mundo.


Gracias por permitirme conocer tu antes y regocijarme en tu hoy, por ser espectadora de esta sorpresa, de aplaudir el milagro de ver como el amor toca tu puerta, sí un buen amor, deja que llegue a buen puerto.

Gracias por dejar aquí en mi refugio una parte de lo que fuiste Carmen.

Compartir este post

Repost 0
Published by Alborada - en Amigos
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : PALABRAS DEL SILENCIO
  • PALABRAS DEL SILENCIO
  • : Pase por tantas cosas como la de un amor que parecía dibujar promesas en la arena, de aquellas; que se borran con el pasar del tiempo ó con el venir del mar… Por ello mi amor, hoy por hoy, lo declaro en persona y lo escribo día a día en mi corazón esperando compartir con esa persona un gran amor… En mi orilla se dibujan emociones, no es que muera de amor, simplemente muero por sentirme amada…
  • Contacto

Perfil

  • Alborada
  • Por convicción, ver crecer a mi hijo convertido en un gran hombre y ser humano. Por principio, lealtad. Por pasión, pintar. Por circunstancias, escritos Amateur. Por persuasión, casarme con un vestido rojo. Por bandera, ver amanecer.
  • Por convicción, ver crecer a mi hijo convertido en un gran hombre y ser humano. Por principio, lealtad. Por pasión, pintar. Por circunstancias, escritos Amateur. Por persuasión, casarme con un vestido rojo. Por bandera, ver amanecer.