Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
3 julio 2009 5 03 /07 /julio /2009 00:13

 

Gracioso y burlón…

Sí qué tiene cosas interesantes que contarme, tiene ese espectacular arte de robarme las risas, cuando estoy a su lado todo cambia, me deleito con sólo oír su voz mientras me divierto y me pierdo en sus ojitos.

 

Callado y misterioso…

En la duda quizás tímido. No le tengo miedo a sus palabras más que a lo qué él pudiera sentir por mí, pero nunca se lo digo, aunque ahora lo escribo.

Escondido y reservado…

Cómo los secretos que no se cuentan porque precisamente son secretos. Pero a veces siento que estos se cuelgan de una soga que espero que él tire o quizás yo termine por hacerlo.  

 

Ausente y retraído…

A veces desaparece, como si gustará mucho de su soledad, sus palabras no demuestran romance y eso es lo de menos cuando sus caricias expresan ternura…

 

Inteligente y educado…

Original como su particular intención de no hacerse entender por alguna razón, qué sí adivino o especulo, que si las hipótesis me surgen de sus palabras; son ocasos de ingenio de mi confundida imaginación.

Sabe de qué hablo y no es tonto, lo amo aunque por ahora no pudiera oír lo que siento por él…

 

Inconfesable como mi amor, inexplicable como mis sentimientos e incoherente como mis ganas, sin querer, algunas veces distante, como yo, como él, como los dos.

Porqué cuando a mi lado está me ama contracorriente???

Porqué cuándo a mi lado está puedo sobrellevar lo más fuerte???

Porqué cuando a mi lado está puedo alimentar lo imposible???

Porqué cuando a mi lado está pueden ser nuestros latidos; una decisión unánime???

 

Me pregunto, ¿¿¿“Cuándo llegó cambiando el libreto de mi vida”???

Será él, el amor de mi vida o no!!!

Y si fuera él???

 

Repost 0
Published by Alborada - en Diario
Comenta este artículo
28 junio 2009 7 28 /06 /junio /2009 19:01

¡Ha pasado mucho tiempo! Pero aún la recuerdo.

Sí… con tanto cariño, que mi pecho se encoge, se anuda mi garganta y esas lágrimas dormidas se me escapan.

Me transporto, y vuelvo a vivir aquellas sensaciones: las tardes después del colegio, las Barbies, las hojitas de cartas de Fresita día o Hello Kitty.

Recuerdo cuando juntas correteábamos a la hora del recreo, éramos muy niñas, pero ahí estábamos en el patio del colegio con el bullicio de las demás niñas; llegábamos corriendo para alcanzar la hora de entrada y no nos castiguen, la mochila rosadita o lila, pero siempre bonita donde guardábamos nuestros cuadernos, lápices y la infaltable loncherita donde iba el pan con mantequilla jajaja, las clases de repostería, la miss de inglés… uff muchos recuerdos empiezan a brotar, lo que siempre compartíamos muy contentas.

 

Las recuerdo a ella, era fuerte, bonita, conversadora; yo, muy tímida y a veces silenciosa, la primera vez que llegué ahí al colegio, desde entonces fuimos un buen complemento las dos.

Cuando terminaban las clases, éramos las primeras en salir corriendo para comprar helados jajaja sí esos que hace poco recordé con otra amiga.

Eran deliciosos, recuerdo también los alfajores buenazos de la tienda del costado, todo muy rápido porque ya la movilidad me esperaba, no podía quedarme más rato como ellas…

Era lo máximo!!!

Algunas tardes nos reuníamos en su casa y jugábamos a las Barbies, luego ese lonchesito tan rico que nos hacia su mamá, con un inconfundible aroma.

Yo la miraba con admiración, ¡era tan fuerte y valiente!

Una tarde mientras jugábamos, me contó que su madre pensaba en llevarlas a EEUU muy pronto, mi carita se bañó de tristeza y a ella se le borró su gran sonrisa, dejamos al descubierto nuestras grandes penas, pues su viaje nos traería distancia y mucha nostalgia.

Yo vivía lejos de ella, pero jugábamos como si fuera el último día y hasta el cansancio.
Ella era mi amiga, la de siempre, muchas veces quiso enseñarme a hablar inglés, me hizo repetir palabras durante mucho tiempo, hasta que desistió jajaja.

No me gusta el inglés, ahora mientras escribo, no sé si es porque me dolió el alma ver cuando partía a los Estados Unidos o simplemente no me gustaba el idioma, creo que es lo primero, viéndolo bien siempre relaciono ese idioma con ella.

 

Algunas tardes nos íbamos al parque, nos gustaba observar la naturaleza y debíamos disfrutar si o si, era muy importante llegar hasta el último día felices, llegar a llenarme de ella, porque ella era mi mejor amiga. Tan solo de vernos se iluminaban nuestras caritas.

Aún recuerdo sus pícaros ojos verdes, tenían un brillo especial y esa sonrisa llena de esperanza… “cuando yo me vaya, te voy a mandar cosas bonitas, prométeme que siempre nos buscaremos y seremos amigas”… me decía sonriendo.

Y así lo prometí, echamos a correr con el viento en la cara y el corazón estallando.

Ella esperando que mi promesa se hiciera realidad, yo deseando calladamente que aquel día de su partida no llegue o  quizás que ese avión algún día me trajera de vuelta lo que habíamos prometido.
Recuerdo que me regaló unas cuantas Barbies y accesorios, para que no la olvide jamás…


Muchos años pasaron, no volvimos a saber de nosotros, supe alguna vez que su mamá le rompió las cartas, todos los recuerdos y formas de comunicarse con nosotros, sus amigas del colegio, pues decía que era mejor cortar la pena de raíz y que empiecen una nueva vida por allá…

Fue mi compañera en el colegio, fue mi mejor amiga de la infancia, siempre juntas, tan distintas y tan iguales, siempre hubo mucha melancolía y nostalgia cuando se fue.

Dios es testigo de cuanto la busqué, de cuanto la extrañé y la noche de mis lágrimas y rabia de haberla perdido.

 

La vida, la tecnología y la coincidencia, hoy la trajo de vuelta, por intermedio de una amiga, la encontramos por el Facebook.

No podré explicar lo que he sentido cuando recibí una invitación y mensaje de ella después de 20 años…

sabes que miro y miro tu foto y en algunas te pareces como yo te recuerdo, lo que más me acuerdo de ti es tu sonrisa. Te felicito por tu hijito, parece un hombre chiquito, espero que cuando puedas me escribas me gustaría saber de ti y de las chicas con las que te mantienes en comunicación.”

 

Sí me recuerda, y recuerda mi sonrisa porque a su lado era muy feliz, siento ganas de llorar otras de reír, nunca me olvidé de sus nombres y apellidos, de sus cabellos dorados, esos grandes ojos verdes y sus dientes de coneja…

Hoy la vida me trajo lo que esperé por tanto tiempo y me preguntó… será “EL VALOR DE UNA PROMESA”???

Repost 0
Published by Alborada - en Amigos
Comenta este artículo
27 junio 2009 6 27 /06 /junio /2009 21:53

Siete noches… te buscaba a un costado de mi cuerpo

Siete días… mis ojos añoraban tu mirada

Siete noches… te dibujaba en el lado izquierdo de mi cama

Siete días… mis labios pronunciaban tu nombre

Siete noches… sabía muy bien que no llegarías

Siete días… amaneciendo sin tus brazos que me arropan

Siete noches… extrañando tu respiración acelerada y breve

Siete días… sin lo apacible de tus manos

Siete de Siete estabas aquí en mis remembranzas…

 

Te he regalado mis ojos, como antes te regalé mis sonrisas. Y tú; un despertar de besos y caricias.

Me senté a esperarte cada noche; esperando tu señal, entiendo y no entendiendo tus silencios…

Anoche no dijiste nada; y no fue necesario…

Sé que me deseabas sobre tu cuerpo; sin decírmelo así lo sentí, con cada gesto, con cada mirada, con la pasión de tus besos y la presión de tus caricias.

No he precisado de tus palabras, pues pude sentir tu entrega, tu afán mojando mi cama, sincronizándonos al llegar el éxtasis.

Ya no quiero una palabra, he tenido la certeza de sentirte de nuevo al viajar por tu cuerpo al ritmo de tus ganas, escuchando tus gemidos al unir nuestras almas.

Fue divino!!!

Recibí más de lo que esperaba y que pensé que jamás me entregarías…

Sólo te quedaste así, inventemos juntos un mañana, sólo quédate aquí; a un costado de mi cuerpo, Siete Noches… Siete Días…

Repost 0
Published by Alborada - en Personal
Comenta este artículo
27 junio 2009 6 27 /06 /junio /2009 20:00

Agradezco los silencios pero también las palabras…

Agradezco los sueños pero también los fracasos…
Agradezco las ilusiones pero también la decepción…
Agradezco los recuerdos pero también la nostalgia…
Agradezco las risas pero también las penas…
Agradezco tu nombre pero también cómo me llamas…
Agradezco lo que abres pero también lo que cierras…
Agradezco lo que de mí lograste pero también lo que perdí…
Agradezco tu presencia pero también tu ausencia…
Agradezco lo que soy pero también lo que no…
Agradezco las alegrías pero también las tristezas…

Agradezco por ser todo pero también nada…

Agradezco la confianza pero también las dudas…

Agradezco el amor pero también el rencor…

Agradezco la luz pero también la penumbra…

Agradezco la fortaleza pero también la debilidad…

Agradezco la razón pero también la locura…

Agradezco lo que tuve por decir pero también lo que tuve que callar…

Agradezco la luz pero también la oscuridad…

Agradezco el espacio pero también el vacío…

Agradezco la existencia pero también la soledad…

Agradezco la tranquilidad pero también las lágrimas…

Agradezco lo que mostraste pero también lo que guardaste…
Agradezco por compartir tu camino pero también el coincidir.
Agradezco al suelo por no permitirme pasar de él…

Agradezco cada una de las palabras que aquí escribo, pues cada de una de ellas me hacen la mujer que hoy soy, hoy tengo algo más que ofrecer, me han fortalecido en los buenos y malos momentos.

Todos tenemos alguna persona que nos derrite, que nos transmite tranquilidad, que tan solo de verla sonreímos, que nos acelera el corazón, una persona a la que amamos incondicionalmente y que por ella seríamos capaces de entregar todo de ser necesario.

Pues hoy confieso que tú eres una de ellas, tú eres mi remanso de tranquilidad, la que me pone triste cuando no veo.

Tu ausencia duele porque eres todo lo que he deseado en mi vida, tu presencia no tiene precio, mucho menos tu sonrisa.
Principalmente: Agradezco a Dios, porque mi vida es mejor desde que tú existes en ella, pues sólo me basta tu mirada para sentir que estoy en el paraíso…

Repost 0
Published by Alborada - en Diario
Comenta este artículo
22 junio 2009 1 22 /06 /junio /2009 23:21

Eternizando el momento donde tu piel es mi cielo; que es el amparo de mis ojos cuando estás sobre mi cuerpo.

Yo ahí, abajo admirando, contemplando y sintiendo como mi corazón que se eclipsa con tu pecho…

Y al calor de esta lumbre, sólo ansío recorrer ese camino a tu cintura para llegar donde ahora quiero, posarme con requiebro y tú con ansias te sumerjas en la estreches de mi figura lleno de cuidados y silencios…

Bajo el firmamento de tu sexo, estremecerme con tus ganas; con lo suave de tu piel que cautiva mis deseos…
Aprendí a tu lado a hacer el amor tan solo con miradas; a cubrirme con tus labios al menor roce de tu piel y entregarme toda suspiro…


Te he sentido tan mío… qué a veces olvido que estás lejos…

Me he sentido tan tuya… qué a veces olvido que este es mi cuerpo…

 

Detrás de tu ausencia va escondido mi silencio, sembrando por cada rincón mis sueños de nostalgia…
Deseando ser juntos nuevamente un solo latido al sentir tu afán en mi espalda, cuando la madrugada nos sorprende embriagados en deseo, y que el sudor de tu anhelo vaya rompiendo el miedo y las distancia…

 

Aquí me quiero quedar esta noche… que este sentimiento llegue a ti; que sepa tu cuerpo que hoy el mío lo extraña; que se detenga el tiempo en estas frases que me salen del alma; para vivir amándote… sólo ahí me quiero quedar…

Repost 0
Published by Alborada - en Personal
Comenta este artículo
6 junio 2009 6 06 /06 /junio /2009 22:06

“Bajo advertencia no hay engaño”… pensó ella, mientras corría dando vueltas al parque como todas las mañanas.

Recordaba esa conversación que terminó por conectarlos, ¡otra vez!, esa que terminó también por unir sus cuerpos la tarde anterior, no tuvieron miramientos para aceptar la invitación que ofrecían las ganas y el placer…

 

-no sé a qué le temo más, si a empezar algo nuevo y fracasar o a perder mi libertad, yo creo que es lo segundo, lo mejor es estar como hasta ahora, sólo si quieres… dijo él…

- no estoy pidiendo nada, agregó ella, sé que necesito muchas cosas, me conoces y sé que tendré lo que merezco…

- eso es lo que más quisiera que tengas lo que mereces…

- llegaste cerrando las puertas de las demás alternativas, llegará el día de abrir esa puerta para no sentirme tan sola, tal vez venga quién me quiera como compañera, que comparta mi amor por la libertad, que esté dispuesto a crecer juntos y que me permita ser su apoyo…

- hay momentos que ambos deseamos lo mismo, hay momentos en que tú deseas más o yo deseo menos, no lo sé…

- puede ser, pero ahí estaré de pie, cuando la verdad se imponga…

- ¿de qué verdad hablas? según lo que pienso, tú encontrarás a alguien en el camino y me dirás hasta la vista…

- o tú, no sería justo abrazar y aferrarme a un amor que no estás dispuesto a dar, sólo daré un paso al costado para que sigas disfrutando lo que hasta hoy no has perdido…

- es cierto hay muchas metas que no he logrado aún, sabes que me encanta cuando estoy contigo, pero es muy difícil para mí empezar algo nuevamente, ahora sólo quiero hacerte el amor…

 

El aire puro de la mañana la enganchaba con sus pensamientos que fluían sin parar, como los trotes de ella en ese rato…

“Puedo permitirme ser vulnerable, pero no frágil, no por segunda vez, mi estructura está basada en mi pasado, mi esencia está presente siempre… ¿Porqué perderla?”… pensaba…

“Es hora de poner en este sentimiento la razón por encima de lo que anhelo, difícil sin que alguien salga herido, son caminos diferentes y cuesta asumir que un amor tan fuerte e intenso no se pueda vivir, al menos no por ahora”

“Para él no hay mujer, amante, aventura ó amor más importante que su misma libertad”

“Lo más sano es renunciar, dejarlo ir, dejarlo pasar ó soltarlo, lo inestable de este amor debe hacerme razonar”

“Porqué aferrarme a un amor de momento, eventual, de ocasión, mientras el tiempo corre”


Le agradecía desde el fondo de su corazón la confesión de esa tarde, nada más saludable para las dudas que tenía…

 “Muchas esperaron un lugar, unas están ahí, otras siguieron y otras vendrán, luego pasaré a ser parte de la estadística de las que continúan, ¡total! En el camino nos encontramos y al caminar él no quiso alejarse de su libertad… yo sigo, no nací para quedarme en el camino”

Como él dijo, “porqué conformarse con un amor fortuito, si ella merecía más” lo más cuerdo que le escuché.

 

Pero ella es increíble, los pensamientos revoloteaban en su memoria, en su mente y en sus recuerdos…

“No renunciaré porque lo amo, renunciaré porque me amo y no me quiero hacer daño, sufrir esperando lo que no llegará, él ama su libertad, no me ama a mí” ¿Porqué abrazarme a quien no puedo tener?

Pero sé que le cuesta mucho dejar eso que la lía, quiere recordarlo sin dolor, aún terminando ese ciclo, sé que se quedará llena de recuerdos felices para toda su vida, cómo olvidar esas pequeñas cosas que le han dado sentido a su vida, sé que terminará por descubrir que al renunciar, en vez de perder, demostrará valentía y habrá retomado nuevamente el control de su vida…

 

Tiene tanta inocencia en el alma y tan grande la ilusión que no acepta que todo esto de amar, implica ser amado también.

Observo que bella es, su sigilo es mi voz y no deseo que las lágrimas se apoderen de ella, buscaba ese algo que no encontró en tantos años y creyó que sólo él lo tenía.

Mi eterno sosiego lleva su nombre y doy todo por contemplarla, pero alguien más la espera, alguien más la busca, a alguien más se entrega.

Es tan mía tantas veces, que siempre vuelve a mí para ser uno solo, le agrada mi pasión porque la enriquece, comparte conmigo todo, observamos juntos la luna y nos perdemos en la noche, aunque para mi ella es más hermosa y más inmensa porque su luz es propia, es mía, aunque termina por irse…

Sé que volverá!

 

Una noche llegué a recoger lo que era mío, me quedé contemplándola y él me preguntó, -¿Qué harás cuando despierte? -“No te inquietes, ya me habré marchado” le dije…

 

Es un honor ser parte de esta historia, me embriagué de ella y olvidé decir que soy testigo de ese amor, por casualidad…
Repost 0
6 junio 2009 6 06 /06 /junio /2009 22:01

Me acordaba que me dijo; “¡No me voy enamorar, yo lo manejaré!”

Se equivocó, no pudo, ya estaba enamorada, entre mensajes, correos, miradas, salidas, encuentros, caricias, besos, intimidad, se le fue de las manos el dominio que creyó que podía tener para controlar una situación así.

No quiere apartarse, menos irse sin avisar, sabe que el amor es de dos, le encanta ese sentimiento puro, pero el mantenerlo puede resultarle muy doloroso también.

No se arrepiente de nada, no se disgusta de lo obtenido, el placer que le da su compañía es insustituible e incomparable.

Ese sentir es muy rico, la tiene viva, le hace bien en la medida que la conecta con sus más profundos sentimientos.

Cuando estamos juntos ella me repite “El amor es algo que aparece sin querer en nuestras vidas, no se impone, no se exige, no se fuerza, yo lo acepto como es, porque así lo amo, no pretendo cambiarlo y he esperado pacientemente el momento en que él quiera conectarse conmigo y asumir lo que venga”.

Pero es consciente que probablemente eso a él no le interesa, por tanto no tiene las energías puestas ahí para conseguirlo.

Por principio, respeta su ritmo, que no es igual al de ella y resulta excelente en la medida que es un equilibrio entre ambos.

No quiere perderlo o que huya sí de pronto presiona, sin darle el espacio que cree que aún él necesita, es mucho mejor si deja fluir las cosas sin presiones.

Se repite a sí misma que vale la pena ser paciente, le ha regalado las mejores sensaciones, halagos, fuerzas, compañía, sin pedirlo y se merecía ese tiempo, hoy por hoy, sabe lo que es un buen querer y lo que es amar sin sacrificar sus alas.

 

Le será difícil continuar sin el feed-back de sus palabras que necesita y valora por la amistad entre ellos.

Se conforta en ese acto de dar y recibir que mantienen intacto, supone que recibe de él lo bueno porque algo bueno puede darle también, que la escuche y la quiera como mujer ya le es bastante.

No tiene mayores grandezas ni riquezas que ofrecerle, que no sean su amor y lealtad, así como la promesa de respetar su piel, no tendría sentido darle algo esperando a cambio, porque le nace del corazón.

Pero ya llega el momento en que necesita también seguridad, necesita respuestas, necesita amor, compañía, es imperioso que deje de pisar esas nubes de incertidumbre y que deje de sentirse tan sola.

Al mismo tiempo es tan grande el temor que él siente por perder su libertad, que sus ganas de unirse a ella y eso la deja sin un espacio ahí.

Quizás pronto todo eso dé lugar a dejar las ilusiones de acompañarlo a crecer y crecer a su lado y aceptar la realidad.

Pero ahí está ella; en el umbral de ese desasosiego; esperando que la realidad en algún momento se imponga, de eso sí está segura, cuando llegue sólo renunciaría a empujar sola el carrito alentada por la fantasía de que algún día estarían juntos.

Será o no, cuando tenga que ser… aunque en este instante lo esté amando…

Repost 0
6 junio 2009 6 06 /06 /junio /2009 21:51

 

Ella entre ilusiones, chascos y algo más, siente que debe en algún momento dejar ese espacio.

Me preguntó, ¿me perdonará si no aviso? …

Él tiene ese arte mágico en cada palabra, pero con esa iluminación divina la hace pensar también que hay un fin…

Estoy haciendo memoria de ese primer encuentro, estaban ahí; en la habitación que los acogía, ella temblaba al entregarse, sin dejar que eso la faculte de recorrer su piel con las yemas de sus dedos, la ansiedad se concentraba en su sexo, mientras él dibujaba “el arte de los 5 sentidos” sobre su cuerpo, eternizando sus besos y el acompasado ritmo sus caderas, sincronizando así; el placer que terminaría por dejar dentro de ella lo que en esa noche quería entregar y lo que ella deseaba recibir…

 

Los dos salían de una decepción, independientemente de eso, en algo muy penetrante coincidían, la convicción de amar su libertad, afianzándose en la idea de no perderla por nada; menos por nadie.

Han transcurrido tantos meses y permanece entre ellos esa frase “te quiero porque me siento libre junto a ti”, en la que se identifican día a día…

No dejan de estar presentes el uno para el otro, en lo más sencillo aparecen, en la soledad, en una gélida tarde, en la calidez de una mañana, en sus sonrisas y miradas, encuentros, recuerdos y pensamientos.

 

¡Vaya que ella es especial!, se permitió experimentar a su lado; como nunca antes el amor y el placer, sin impedirle sentir a su corazón esas fuertes palpitaciones que agitaban su respiración, eran incontenibles las ganas de dejarse llevar y de permitirse vivir, ese amor era hermoso, la inspiraba y motivaba, aunque él no deje de repetirle “somos seres libres” y “me das más de lo que recibes” (muy cierto)…

 

Ahora le es imposible dejar de sentir lo que lleva de él en su piel, vive al recordar las caricias, sus palabras, la ternura, los gestos, su presencia y cómo ¡no!, sus besos y ni qué decir cuando está con él y tiene todo eso…

Me gusta verla sonreír, pero se empeña en seguir visitando cada recuerdo, diciéndose siempre lo que ese amor ha logrado en ella y que es un hecho y ¡lo es! ¡Sí que lo es!, su fortaleza está llena de vehemencia.

Se complace en ver crecer en su jardín cosas nuevas por vivir y por seguir, mayor sería su satisfacción de regocijarse en la cosecha…

 

Me intimida el brillo de sus ojos cuando me confiesa que él abrió su puerta y la dejó entrar con sus versos, historias, amor, a esa palabra "Coincidir".

Quizás no le diga Adiós; pero sospecha que tampoco él le dirá Hasta Siempre.

Sé que si ese momento llega, sólo recogerá lo que buscaba y que ha encontrado a su lado, “su libertad”.
Repost 0
30 mayo 2009 6 30 /05 /mayo /2009 20:41

Me siento libre del pasado, es por eso que pude escoger ser libre en mi presente.

Hasta hace un tiempo no gozaba de esta libertad y aunque me siento cautiva entre sus brazos, su amor ha sido un gran aliento en esta lucha por conseguirlo.

Ahora es cuando empieza la aventura, el atrevimiento, la frescura y mucho más me imagino.

Quiero mañana seguir sintiéndome libre, que el ayer me estimule para no caer nuevamente en limitaciones o en dependencia.
He conocido la hermosura de mis alas, este sentimiento me ha echado a volar, sin duda es un gran aporte en mi vida, porque no he olvidado lo que dejo abajo.

He vuelto a renacer fortalecida desde el momento que pude romper las cadenas del ayer.
Sentirme libre hoy es más importante que serlo en esta segunda oportunidad para recuperar y retomar el rumbo de mi vida.

Sé que muchos se alegran de mi decisión… gracias… pues luego de tanto sufrimiento… He decidido ser libre!!!

Repost 0
Published by Alborada - en Diario
Comenta este artículo
27 mayo 2009 3 27 /05 /mayo /2009 22:27

Porque a tu lado descubrí una nueva forma de amar...

Porque tus ocurrencias han logrado que esta sonrisa se vuelva a posar en mis labios...

Porque no necesito pedirte que me beses como aquella noche, tus besos siempre los tengo…

Porque no dejo de sentir tus manos sobre mi piel, y es lo máximo…

Porque nada de lo que pueda decir esta noche, compensa el tiempo que venimos compartiendo juntos, así como nada se compara a la paz que siento cuando mis ojos encuentran la inmensidad en  tu mirar…

Por todo eso y más, gracias mi amor!!!
Repost 0
Published by Alborada - en Personal
Comenta este artículo

Presentación

  • : PALABRAS DEL SILENCIO
  • PALABRAS DEL SILENCIO
  • : Pase por tantas cosas como la de un amor que parecía dibujar promesas en la arena, de aquellas; que se borran con el pasar del tiempo ó con el venir del mar… Por ello mi amor, hoy por hoy, lo declaro en persona y lo escribo día a día en mi corazón esperando compartir con esa persona un gran amor… En mi orilla se dibujan emociones, no es que muera de amor, simplemente muero por sentirme amada…
  • Contacto

Perfil

  • Alborada
  • Por convicción, ver crecer a mi hijo convertido en un gran hombre y ser humano. Por principio, lealtad. Por pasión, pintar. Por circunstancias, escritos Amateur. Por persuasión, casarme con un vestido rojo. Por bandera, ver amanecer.
  • Por convicción, ver crecer a mi hijo convertido en un gran hombre y ser humano. Por principio, lealtad. Por pasión, pintar. Por circunstancias, escritos Amateur. Por persuasión, casarme con un vestido rojo. Por bandera, ver amanecer.