Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
7 septiembre 2011 3 07 /09 /septiembre /2011 16:42

yotequeria.jpg

Yo te quería…sí, sigues aquí, te empiezo a sentir en todo mi cuerpo; mientras sigo recomponiendo detalles de ese recuerdo que siempre está conmigo…

 

Yo te quería…no me preguntes porqué! La respuesta será -Porque sí, porque ese amor está presente en mí, latente en el corazón todavía y me pregunto: te trae recuerdos como a mí??

 

Yo te quería… y llegamos a un punto en que jamás pensé tenerte, tu compañía era como una inyección de felicidad para mi desgastada forma de ver el amor, lleno de esperanza, llegaste cerrando puertas y abriendo ventanas sin reparos.

 

Yo te quería…y cuando estábamos juntos esa sensación era algo que no podía controlar, que no dependía de ninguno, no éramos ni tú ni yo,  éramos ese algo de la vida, llenos de energía e intensidad.

 

Yo te quería... y me deleitaba la delicia de tu sensualidad, más aún cuando tu ansiedad me tomaba por sorpresa, sí!! era buenísimo ser amigos y cuando nos dábamos más era más feliz!!

 

Yo te quería… y tal vez ese amor era nebuloso pero mágico, cómo no iba a volver a sentir esperanza, si despertaba con este amor siempre en mí, robando mi sonrisas cada mañana y cada día.

 

Yo te quería…sin tiempo, sin mentiras, sin reclamos ni exigencias, sin medida, sin celos consumidos, con contaminante locura, con una profunda ternura.

 

Yo te quería… tanto así que te amé… tanto así que con corazón espero volver a amar así…tanto así que no creo que te amen como yo.

Repost 0
Published by Alborada - en Diario
Comenta este artículo
3 septiembre 2011 6 03 /09 /septiembre /2011 15:16

elparaiso

Los últimos días; Alejandro no dejaba de estar en su mente, constante en sus recuerdos…

Al cerrar sus ojos venían esas noches en las que perdían el control de sus cuerpos, retorciéndose de placer a su lado, revolcándose una y otra vez entre las sábanas que los hacía olvidar la cordura…

 

De pronto Alejandro la besó y Oriana no pudo contenerse, se colocó sobre ella apretándola contra su pecho mientras sus labios devoraban los de ella, besándola con desenfreno y lujuria.

Oriana sentía entre sus piernas lo tenso de sus ganas contenidas todo ese tiempo que habían dejado de verse, sus manos iban despojando su ropa, suavemente sus labios recorrían su piel, sellaba en sus senos sus besos, bajó delicadamente y se detuvo en su sexo húmedo de tantas ganas, su pecho era su firmamento si él estaba sobre Oriana…

 

Con intemperancia giró su cuerpo boca abajo; sus labios continuaron peregrinando su cuello y espalda, Alejandro tomó fuertemente con sus manos las caderas de Oriana; que parecían estallar en ellas, las llevó hacía él y se sumergió en ella, liderando convencido el sincronizado movimiento de ambos.

Lo que hacía que Oriana pierda la razón, cómo poder explicar tanto placer, eso era demasiado, él la excita de tal manera al sentirlo entrar en ella una y otra y otra vez, que no sabría descifrarlo.

 

Nuevamente giró su cuerpo con mucha tensión y se colocó encima, su placer sollozo lo excitaba mucho más, “lo ha saboreado”, “ha sido de ella”, la dirigía con estilo y Oriana ya estaba sobre él, en un ir y venir, con la mirada perdida en sus ojos apasionados y tiernos, repitiendo: “me encantas”.

Él susurró con la mirada fija: “Eres lo más rico que he sentido en la vida…de verdad!”, Oriana ya no podía más!, sus palabras la aceleraban y al mismo tiempo hacían sus movimientos pausados y lentos como quién saborea un postre favorito… mientras sus caderas no dejaban de ser la voluntad de Alejandro.

 

Decidido nuevamente regreso a posarse en ella, su mirada no la perdía de vista, su abrazo húmedo cubría su cuerpo alertando intensidad, empujaba con oleadas de satisfacción su cuerpo; pretendiendo ir más allá de Oriana y así sentir como aceleraba a su contacto su respiración, ella afinaba sus gemidos y sus caderas que acompañaban su vaivén, cada vez con más fuerza, rapidez, espasmo y un sinfín de gemidos revelaban lo que buscaban sentir juntos.

 

Sus cuerpos poco a poco fueron tensándose, dejando llegar ese clímax que ella quisiera sentir de Alejandro siempre, que provocaba esa queja de placer confundiéndose con la de él, ese calor y humedad de la piel mezclándose ante tanta caricia…él se había dejado en ella, sembrando la certeza de su deseo.

 

La hace estremecer como nadie jamás lo hizo, de pies a cabeza y el sólo hecho de tenerlo cerca hace que su corazón palpite con fuerza… se quedó sobre ella unos minutos, mirándola, sintiéndola, abrazándola, susurrándole, mientras Oriana disfrutaba de su aroma, sus brazos fuertemente cubrían con amor su espalda y poco a poco; abandonándose…

 

Si el paraíso existe… estuvieron en el lugar correcto…

Repost 0
Published by Alborada - en Diario
Comenta este artículo
31 julio 2011 7 31 /07 /julio /2011 17:01

esehombre.jpg

Conocí ese hombre que toda mujer desearía tener:

Trabajador, tierno, dulce, ocurrente, gracioso, comprensivo, honesto, leal y apasionado y muy intenso… entre todas sus virtudes y defectos… un extraordinario ser humano.

Ese hombre me hizo renacer como mujer, no sólo le enseñó a mi piel la pasión sino el amor.

 

Me dije: “la vida es muy corta”, la gente dice que las oportunidades se presentan una sólo vez en la vida, y pues el tren estaba ahí, a la espera de mi decisión, era ese único boleto y lo tomé… preferí arrepentirme que luego lamentarme de no haberlo tomado.

Pero cometí un grave error…cerré mis ojos para amarlo y por poco tiempo creí que era feliz…

 

Esa mañana desperté y en segundos vi desvanecerse mi más dulce sueño…ese hombre nunca existió…

Repost 0
Published by Alborada - en Diario
Comenta este artículo
23 junio 2011 4 23 /06 /junio /2011 16:08

Estuveciega.jpg

Si hay algo que jamás pensé decir; es “Ojalá nunca te hubiera conocido”, desde aquella primera vez, desde esos primeros días que nos acercábamos con ese dulce e inocente coqueteo.

Tocando el corazón, sentía tus labios besar apasionadamente los míos, tus brazos me acercaban fuertemente contra tu pecho, pensé que eras mío cada vez que hacíamos el amor y susurrabas mi nombre.

 

¿¿¿Donde te perdí???

Tú hacías que cada momento contigo sea perfecto, tú hacías que yo dedique mi vida a hacerte feliz olvidando que yo también quería serlo, tú me atrapaste en tus dulces palabras y yo olvidaba el mundo entero, tú siempre ocupabas el lugar más privilegiado para mí mientras jugabas con mis sentimientos.

 

Por ti cambié, no sé si para bien o para mal, pero el tiempo me permite hoy; ver que cada lágrima tuvo su fundamento y cada sonrisa hoy es una decisión.

Hoy creo que la mejor manera de amar es con los ojos abiertos, porque al amarte los cerré pensando ingenuamente que tú y yo podríamos llegar a ser algo más que esos amantes ocasionales, no podía ver todas tus mentiras, estaba ciega y tú encontraste la forma de burlarte de mi amor y mí cariño.

Qué pena que hayas apostado a ganador toda mi confianza, porque la perdiste

Sólo me pregunto:

¿¿¿En qué parte de tu inclemente tiempo, me dejaste ir???

 

 

Inspirado en ellos y aquellos que no saben amar…

Repost 0
Published by Alborada - en Diario
Comenta este artículo
15 mayo 2011 7 15 /05 /mayo /2011 20:54

nomendigoamor.jpg

 

Aunque mis labios en aquellas gélidas noches te nombren esperando verte llegar

No mendigo amor…

Aunque mis oídos sientan la necesidad de escuchar aquel susurro que me estremece

No mendigo amor…

 

Aunque mi corazón no se sienta correspondido y sus latidos cada vez sean más débiles por la falta de emoción al no tenerte

No mendigo amor…


Aunque mi piel árida necesite la humedad de tus besos y aún conserve tus caricias

No mendigo amor…

Aunque en mis pensamientos vague cada instante forjado entre besos y abrazos

No mendigo amor…

 

Aunque en mi memoria vivan aquellos destellos cuando sentía tus dulces caricias

No mendigo amor…

 

Aunque mis manos cerradas con tu recuerdo busquen acariciarte, hoy son mis manos las que te dejan libre

No mendigo amor…

 

Amor, con mi inigualable paciencia, tal vez te espere, tal vez regreses ó tal vez deje de amarte, quizá pueda liberar aquel deseo de sentir que eras posible.
Mientras; mi alma frágil reposará, si penitencias ni penas, buscaré recuperar mis firmes pasos, mi constante aliento, mis intocables sueños, los inigualables e intensos  amaneceres.

Mi amor llegará a buen puerto, a los brazos de quien crea y apueste que en su muelle hay cordaje para mi velero.

Amor, ya no mendigo amor…

Repost 0
Published by Alborada - en Diario
Comenta este artículo
15 mayo 2011 7 15 /05 /mayo /2011 17:41

asifuepasandoeltiempo.jpg

 

Y así fue pasando el tiempo…

Con los sentimientos calculados, sin más compromiso que las medidas necesarias para no enamorarse.

 

Y así fue pasando el tiempo…

Sin poder decir –me enamoré, sólo lo indispensable para no dejar apagarse esa posible llama entre los dos y esperando ese momento en qué podamos coincidir.

 

Y así fue pasando el tiempo…

Él iba cambiando todo a su paso y yo guardaba silencio, sin comprender por qué callaba cuando quería decirle te quiero.

 

Y así fue pasando el tiempo…

Cuando al mirarlo yo tenía que frenarme porque él encendía mi piel como jamás había sentido y no podía mostrar el amor que llevaba por dentro.

 

Y así fue pasando el tiempo…

Y sigo entregándome de a pocos en algún lugar que él y yo escogimos como nuestro propio paraíso.

 

Repost 0
Published by Alborada - en Diario
Comenta este artículo
7 mayo 2011 6 07 /05 /mayo /2011 21:01

Sincomprender.JPG

No llego a comprender a porque el “amor” es una caja de sorpresas…

 

Él Fue mucho más allá de mi piel, supero los límites y fronteras de mi soledad y libertad.

Y no llego a comprender…

Por qué miente? Porqué engaña? Porqué ofrece? Porqué no tiene palabra?

 

El amor no es una porquería, somos nosotros quienes lo hacemos así, el corazón seguirá latiendo y no queda más que intentar arrancar este dolor y renovar las fuerzas, sin esperar más, que el camino para amar es muy largo y hasta complicado.

 

Volveré a recuperar las ilusiones, las emociones, las ganas de amar, sin máscaras, sin esconder mis sentimientos, me costará un poco más, pero las heridas cicatrizarán y me recordarán que yo sí sé amar, que sí supe entregarme por amor.

 

Es inútil esperar lo imposible, no puedo saltearme esta parte de mi vida, sé que debo continuar, mientras sigo sin comprender por qué mientras yo le creía el me mentía.

 

Repost 0
Published by Alborada - en Diario
Comenta este artículo
30 abril 2011 6 30 /04 /abril /2011 09:34

Sorpresa_2.jpg

Allí estaba él en mi cama, entre mis sábanas, la sensación de su cuerpo fresco contrastando con el mío calentito.

Las yemas de sus dedos recorrían mi piel, con suavidad y dulzura me besaba, él no tenía brújula y yo era vulnerable entre sus brazos.

 

Nuestros ojos recorrían nuestra anatomía con deseo, él estaba temblando y entre mis piernas sentía la humedad de su emoción que iba en aumento ante tanta caricia.

Podía sentir como su sexo crecía con intensidad al contacto de la suavidad de mi piel.

Mi cuerpo y mis sentidos le pertenecían por completo en ese instante, era míos sus besos, sus caricias, ese momento era nuestro, así lo deseábamos y así nos teníamos.

 

Su boca peregrinaba mi cuello, mis manos su espalda, él estaba nervioso, nunca estuvimos así en mi casa, pero Santiago sabía dominar perfectamente la situación, cada movimiento, cada pose, sus caderas se movían haciéndome sentir un indescriptible placer, sus manos cogían fuertemente mis senos, mi cabello, mis caderas… me tenía como quería.

Se quedaba observándome fijamente nuestras miradas se conectaban y me dedicaba sus mejores gestos de placer, mientras repetía… Me encantas!!!

 

Mi excitación empezaba a ser incontrolable sin poder separarnos, esa pasión iba creciendo, lo fuerte de su sexo arqueaba mi espalda, mi piel tenía su sabor, nuestra respiración se volvía más agitada, sus movimientos eran continuos, sentía como entraba y salía de la estrechez de mi figura, cada vez más intenso y más fuerte, hasta sentir como nuestros cuerpos estallaban de infinito placer.

 

Se recostó a mi lado, nuestras respiraciones se iban serenando poco a poco, tomo mi mano y la acariciaba, a mi lado sólo me observaba con esa ternura que yo conozco, entonces decidí confesarle que… 

Sonó la alarma del celular, eran las 6:30am, todo era un prodigioso sueño y una mala jugada de mi sub-consiente tal vez, pero desperté nuevamente con ganas de besarlo, de sentir el calor de su piel sobre la mía cuando me hace el amor…

Yo sólo quería confesarle que era mucho mejor que cuando lo sueño…

Repost 0
Published by Alborada - en Diario
Comenta este artículo
30 abril 2011 6 30 /04 /abril /2011 09:27

Sorpresa_1.jpg

 

Había tenido un día fatal, moría de sueño y cansancio, durante el día había pensado Santiago sin tener noticias de él, sería mejor una ducha, una leche calentita e irme a la cama…

 

Mi celular empezó a vibrar, era un mensaje de él, conectado desde su móvil…
-Hola, Buenas noches ¿¿tienes unos minutos??
Emocionada de inmediato respondí, una inmensa sonrisa era dueña de mi rostro, Santiago deseaba verme y yo con el mismo deseo durante el día.

No sé en qué momento me volví adicta a sus ojos, a su mirada, a sus palabras y por supuesto a su sonrisa, mi corazón palpitaba emocionado…

En ese momento… Tocaron el timbre de la puerta!!!

Grrrrr quién podría ser tan inoportuno a esa hora, qué flojera tapar esa pijama que subliminalmente cubría mi desnudez, en fin, me asomé a ver quién era…

Santiago estaba en mi puerta, con esa sonrisa que me hace perder el sentido, no lo podía creer!!! 

Temblando, abrí la puerta y emocionado me dijo:

-Sorpresa!!!
Realmente era una sorpresa, estaba muda, era tanta la impresión que no era capaz de hablar, con gran esfuerzo le dije:

-Adelante.

Me dio un dulce beso en la boca, de esos que nos damos al despedirnos luego de nuestros encuentros, no teníamos pareja, no teníamos un compromiso, pero éramos los amantes perfectos.

Finalmente pude reaccionar:

- Que sorpresa por aquí? Me hubieses avisado para preparar algo menos improvisado!

Yo temblaba, él notaba mi nerviosismo y sutilmente sonreía, cuántas veces había esperado aquél momento y justo cuando había llegado no podía asimilarlo.

Lo veía más atractivo que siempre, me encantaba perder el sentido del momento en sus ojos, en sus labios cuando me besa suave y en sus manos cuando recorren mi piel (Absorta en mil cosas que imagina no podía dejar de contemplarlo).

-Decidí pasar y darte una sorpresa, por eso no avise ¿sino dejaría de serlo…no?

Se acercaba a mí y yo temblaba más, su mano rodeaba mi cintura, mi pijama era tan diminuto y delgado que comenzó a acariciarme con suavidad para provocarme…

-Vengo directamente de la oficina, necesito un baño, me permites?

Lo acompañé, le di una toalla y dejé que se duchara, desde mi cama escuchaba como caía el agua de la regadera, imaginaba su cuerpo húmedo, deseaba estar ahí…no voy a negar que me sentía excitada de sólo saber que estaba desnudo en mi casa y a sólo unos metros de distancia…

 

Repost 0
Published by Alborada - en Diario
Comenta este artículo
20 marzo 2011 7 20 /03 /marzo /2011 19:11

elamor.jpg

De acuerdo, tal vez hace algunos días no pensaba así, pero quiero hacerlo, porque creo que él vale la pena, por qué creo que el corazón merece recibir amor.

Porqué no recordaba qué era sentirse correspondida, por qué puede que él no sepa todo lo que me ha dado y de pronto yo sentí que también podía darle eso y más, porque me descubrí acariciándolo, besándolo, en esa mirada que nos conectaba mientras hacíamos el amor…

Porque hicimos el amor, porque me hizo suya de una manera inexplicable, porque cada movimiento era intenso, inagotable y apasionado. La fusión de su ternura y su pasión me tenían absorbida en él.

Me observaba y acariciaba mi rostro, yo quería todo de él, y nos teníamos mutuamente.

 

Yo lo miraba con una ternura que no conocía y me preguntaba ¿Yo haría algo por mí?

Y en sus ojos encontraba mi respuesta, si supiera que es lo que realmente quiere, no tomaría el camino más fácil, no existe manera fácil, quiero hacerlo bien, con esmero, para sí importa lo que haga, lo que venga y lo que ofrezco, nadie es dueño de la verdad, sólo Dios, por qué entonces iniciar algo pensando en que alguien saldrá lastimado y porqué no pensar que los dos podríamos ser felices, sin importar el tiempo que eso dure.

Me acariciaba y nuevamente venía una pregunta a mi mente ¿este amor vale la pena?

No había mejor respuesta que sentirlo sumergirse en la estrechez de mi figura.


Después de aquella noche, ya no quiero soñarlo, quiero tenerlo, no quiero una mañana, sino muchos amaneceres, compartir muchos momentos juntos, con besos, caricias, risas y sonrisas, maravillosamente libres, admirablemente inseparables.

 

Me desvelé contemplando con aflicción porque pronto me separaría de él, pero segura que no nos perderíamos de vista, porque lo que tuvimos era puro… mañana lo volveré a ver y le sonreiré con alegría y al voltear recordaré lo cálido de esa habitación; cuando pasamos el tiempo besándonos, sintiéndonos, aprendiendo uno del otro y quizá con un gran amor a puertas creciendo.

 

Pues tengo la ligera sospecha que esta historia no acabó…

Repost 0
Published by Alborada - en Diario
Comenta este artículo

Presentación

  • : PALABRAS DEL SILENCIO
  • PALABRAS DEL SILENCIO
  • : Pase por tantas cosas como la de un amor que parecía dibujar promesas en la arena, de aquellas; que se borran con el pasar del tiempo ó con el venir del mar… Por ello mi amor, hoy por hoy, lo declaro en persona y lo escribo día a día en mi corazón esperando compartir con esa persona un gran amor… En mi orilla se dibujan emociones, no es que muera de amor, simplemente muero por sentirme amada…
  • Contacto

Perfil

  • Alborada
  • Por convicción, ver crecer a mi hijo convertido en un gran hombre y ser humano. Por principio, lealtad. Por pasión, pintar. Por circunstancias, escritos Amateur. Por persuasión, casarme con un vestido rojo. Por bandera, ver amanecer.
  • Por convicción, ver crecer a mi hijo convertido en un gran hombre y ser humano. Por principio, lealtad. Por pasión, pintar. Por circunstancias, escritos Amateur. Por persuasión, casarme con un vestido rojo. Por bandera, ver amanecer.