Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
26 julio 2011 2 26 /07 /julio /2011 14:59

amigosconyaya.JPG

Alguna vez me escuché decir que entre el trabajo, la casa, mi hijo y demás responsabilidades, era complicado tener una relación, básicamente por tiempo y dedicación, mucho menos enamorarse, ya qué si no funcionaba vendrían esos sentimientos que consideraba desgastantes…resumiendo; no quería volver a sufrir, justificándome en qué el tiempo no me alcanzaba para una pareja ó por ahora estoy bien sola; amando y disfrutando de mi libertad.

Sin embargo, confieso que en esa soledad a la que me aferraba por miedo, necesitaba el calor y la compañía de un hombre, no cualquier hombre, sino ese hombre con quién compartir los más intensos e inolvidables momentos, con quién reír y disfrutar, vivir y ser cómplices.

 

Lo encontré, sin darme cuenta dejé que las cosas fluyan y ese sentimiento ya había arrasado conmigo, no podía ni descifrar mis intenciones con él y al mismo tiempo me cuestionaba:

-¿Yo? -¿Qué soy feliz sola? -¿Sintiendo mariposas en el estómago? -¿En qué rincón de él me perdí?

Inevitablemente ya estaba enamorada, sentí que empezaba una nueva etapa que no había vivido antes, era muy pronto para decir que seríamos felices y comeríamos perdices, pero mi corazón sólo deseaba sentir un amor a buen puerto, después de tantas lágrimas merecía sonreír y vivirlo.

Su entereza me gusta a morir, su sonrisa brota desde el centro de mi pecho, su piel me provoca y atrapa, su simpatía; diferente y casi exacta a la mía, sus caricias me ilusionan, la expresión de sus gestos y susurros al hacer el amor son de la forma perfecta, cómo dice la canción “en sus ojos se hacía tarde y me olvidaba del reloj” y amanecimos juntos tantas veces.

 

Dicen que la felicidad sólo es un estado de ánimo, pero con seguridad yo sentí recorrer mi ser de gozo, de inmensa paz, de alegría, pero sólo fue una pequeña tregua a mi soledad.

No sé cómo expresar lo que mi corazón estaba viviendo, ya no me sentía sola sino correspondida, plena, fuerte y con muchas esperanzas…

Dios me había regalado la suerte de ponerlo en mi vida y jamás viví lo que viví a su lado.

 

Pero él; antes de lo nuestro era mi amigo, compartiendo la misma ideología “del amor y otras cosas imposibles” y creo que el tiempo que duro empujamos juntos el carrito.

Pues cuando menos lo pensé ó esperé, me confirmó su decisión y era continuar solo, tratando de conservar nuestra amistad.

No voy a negar que toque fondo en el sentimiento que inicialmente evitaba “sufrir por amor”, respeté su sentencia, con un amor tan grande por él que no quería ser quién limitará la libertad que buscaba, mucho menos imponerle un compromiso que ya no sentía más.

 

Puede que piensen que soy absurda y digan:

"Esta mujer está loca! ¿Después de sufrir una vez más espera conservar su amistad?”

 

Lo extraño mucho pero con una sonrisa reforzaré que no hay motivo para no recordarlo con alegría y haré mi más grande esfuerzo por decir:

“Sí!!!, él fue la esperanza de volver a creer y su amistad una inyección de felicidad a la vena, no tengo más salida que aceptar ser amigos con YaYa"

Compartir este post

Repost 0
Published by Alborada - en Amigos
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : PALABRAS DEL SILENCIO
  • PALABRAS DEL SILENCIO
  • : Pase por tantas cosas como la de un amor que parecía dibujar promesas en la arena, de aquellas; que se borran con el pasar del tiempo ó con el venir del mar… Por ello mi amor, hoy por hoy, lo declaro en persona y lo escribo día a día en mi corazón esperando compartir con esa persona un gran amor… En mi orilla se dibujan emociones, no es que muera de amor, simplemente muero por sentirme amada…
  • Contacto

Perfil

  • Alborada
  • Por convicción, ver crecer a mi hijo convertido en un gran hombre y ser humano. Por principio, lealtad. Por pasión, pintar. Por circunstancias, escritos Amateur. Por persuasión, casarme con un vestido rojo. Por bandera, ver amanecer.
  • Por convicción, ver crecer a mi hijo convertido en un gran hombre y ser humano. Por principio, lealtad. Por pasión, pintar. Por circunstancias, escritos Amateur. Por persuasión, casarme con un vestido rojo. Por bandera, ver amanecer.